Big failures


Seguramente este post hará que el Sr. Olague confirme sus sospechas: soy adicto a Telerrisa y a los Aztecos, nomás por jodido, y por ser un asalariado común que no tiene para pagarse ni el paquetito más económico de cable o satélite o cualquiera de esas invenciones del demonio.

Así que, advertido el lector, procedemos a la enumeración de 3 fallos y un acierto, que musicalmente hablando han estado rondando por mi insano cerebro los últimos meses.

El gran acierto:

Sin entrar en detalles -que no tengo, y desconozco por lo que hablo nomás 'de puras oídas'- se originó un revuelo tremendo cuando Raphael, el cantante español, puso por fin las manos y la voz sobre la canción de los Héroes del Silencio, y su Maldito duende.

Las afirmaciones pesaron, y el resultado a los más conservadores de ambos bandos -rockeros y boleros- les pareció malísima decisión. Hoy, años después, el 'cover' puede disfrutarse sin sobresaltos, y hace de Raphael el efecto que se sobrepone y superpone a la causa.



Y ahora, los tres fallos:

El primero fue el archiconocidísimo cover que Mr. Big hizo hace casi ya 20 años, a la canción de Cat Stevens: Wild world.

En su momento la melena y la ropa ajustada hizo que las fanas de este grupo y ese género de música suspiraran y se desgañitaran afirmando que sí, este es un mundo salvaje a cuál más.

Hoy, la canción se escucha muy bien, pero resulta un tanto intolerable bajo ciertas circunstancias. Sobre todo después de pasar por el original y escuchar ese piano que, acelerado y todo, con Cat Stevens y su voz casi engolada tiene una expresividad que Mr. Big no alcanzó ni de chiste:



Las últimas dos canciones son 'modernas' o mejor dicho, 'actuales'.

Después de las lavativas cerebrales que me he chutado bajo el patrocinio y al amparo de telerrisa, hay dos cancioncitas pegajosas que desde los primeros 'spots' no dejaron de darme la impresión de que podrían sonar mucho mejor. Hoy ya sé el por qué de esa sensación: con mínimos arreglos y en las voces adecuadas, ambas podrían haber sido unos hits de esos con premos Grammy y Emmys y Mtv y demás.

La primera: Alérgico, que canta esa flaquita de ojazos irreales llamada Anahí.



Parece que el video oficial no está disponible en el Yutuve, así que no se estrese de oquis con la falta de sincronización entre imagen y voz. Esta canción, con la voz, la mímica y la enjundia de la Pausini, hubiera reventado los altavoces de más de un coche conducido por alguna niña 'herida de amores'. ¿O el productor y el compositor pensaron en la Pausini, pero no le llegaron al precio?

Y la segunda y última canción, otro 'hubiera sido':

Y no regresas, de Juanes. Esta canción, desde el primer momento que la escuché, me dio la impresión de haber sido escrita, o con una notable y descarada influencia de los Caifanes-Jaguares, o definitivamente como un homenaje a esa ya mítica banda mexicana.

Sólo cierre sus ojos, añada la voz hoy ya tan lastimada de Saúl Hernández, y verá [oirá] de lo que hablo:



Sobre Mr. Big, nada puede hacerse ya. El Raphael acertó al cantar ese cover que es un homenaje cíclico, a él mismo, a los Héroes del Silencio, y de los Héroes del Silencio a Raphael.

De los otros dos, harto posible que no haya solución. Quizá en algún momento de locura los Caifanes-Jaguares cantarán con Juanes y harán el cover de esta canción con un resultado más o menos bueno. Menos probable es que la Pausini llegue a cantar la rolita que en la voz de Anahí, luce débil y quejumbrosa.

Pero así es la música, y este es el resultado de las efectivas lavativas cerebrales a que estoy expuesto todos los días -y que últimamente, muy a mi pesar, disfruto tanto.

Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Comentarios

Jesus Olague ha dicho que…
Este post es la confirmación de esa y otras sospechas, teorías y conspiraciones, pero mejor ahí dejémosle. Por cierto, el título le viene como anillo al dedo...