Servido, Señor Olague.

Francisco Arriaga - En Tiempo de Guerra

1478
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Comentarios

Jesus Olague ha dicho que…
Y como dijo el Zorro, ¿y yo por qué? ¿cuando encaminé tu alma y mucho menos tu puerquecito a con la Miranda?, muy buena tu anécdota...

¿Ya viste que Ahora que hice está de vuelta?, le leí en No tiene que ver con el amor.

Breviario cultural:

La palabra verificadora es lican. O sea que el hombre es el lobo del hombre pero de una manera menos tropical...
Francisco Arriaga ha dicho que…
Así nacen los chismes, luego los honorables visitantes de este remedo de blog van a pensar que si usté primero le dio el Vo.Bo. y algo más a la Miranda y que si luego una dupla y que luego quién sabe qué otras ondas raras.

Para que quede todo bien establecido: este cuento se lo dediqué al Sr. Olague porque él sugirió que escribiera algo ácido y cómico. Y entonces pensé, ah chingao! ¿y quién le dijo al Sr. Olague que puedo escribir algo ácido y cómico? Y pues bueno, la orden con todo y para llevar, sírvase a gusto y no se queje.

Y de el que no sabe qué hizo... pues no lo encuentro por ningún méndigo lado, nomás escribiendo en japonés. Creo que es su ánima vagando por estos lares, algo así como la reencarnación de un espíritu malvado en la forma de un adefesio bajando las escaleras con un tronadero de huesos.
ReD ha dicho que…
Sr. Arriaga:

Ya "desdenantes" que Mr. Olague Comentara, habia yo hecho mis propias conclusiones. Aténgase.

jajajaja,, Nah. 'Honorables' Y Chimes no pueden ir en un mismo párrafo. jajaja.

Me encantó el cuentecillo porque aunque es una historia harto predecible esta muy bien contada y aderezada. Corrosiva y cómica. Seh.
Jesus Olague ha dicho que…
Arriaga (suena como a la primaria), ¿ya ve que sí puede? nomás es cosa de que se decida (y no se ande ya con la Miranda, no sea que de tanto que se decida le dé sida).