Pendejada tras pendejada


Simitrio tiene alguna anéctoda muy buena donde intervino un hijo -o hija?- de Napoléon, el cantente mexicano setentero. No la cuento aquí porque primero, no recuerdo cómo estuvo, y segundo, no quiero quitarle el mérito de que la publique cuando se le pegue su regalada gana en su blog.

Lo que sí es que hace rato, cuando caminaba hacia la casa pude advertir dos cosas: primera mi coraje y frustración de la semana siguen intactos contra ese Dios que encarga de joderme la vida, y segundo, que a pesar de que no falte quien pueda pensar que algo bueno saqué de caminar ese trecho todos los días, estoy convencido de que nada bueno salió.

Tengo zapatos más desgastados y amolados por andar entre las piedras.
Llego sudando como idiota a la casa, con la sensación de que me hubieran untado miel por todo el cuerpo.
El maldito calor deshidrata gacho y traigo unas ojeras de padre y señor mío.
Estoy cada vez más convencido de que Dios es gacho cuando se propone ser gacho.
Estoy cada vez más convencido de que ser felices es la única salida a tanta jodidencia.

Pensando esto, al llegar al lugar donde otros pobres asalariados como yo esperamos el camión, a lo lejos en el Oxxo una canción de Napoleón resonaba por las bocinas reventadas y a todo volumen: 'Trata de ser feliz con lo que tienes'.

Mierda, qué asco. Por eso México tiene jodida la conciencia nacional, recuerdo que en algún concurso ochentero los de telerisa ponían a cantar a zonzos que el viernes acompañaban al compositor o cantante a quien intentaban imitar, o rendir homenaje. Recuerdo haber visto a una muchacha gordita y maquillada y aun muchacho flaquito con una camisa blanca deslucida, que cantaban esta misma canción con Napoleón, a sonrisa abierta:

Abre tus brazos fuertes a la vida
No dejes nada a la deriva
Del cielo nada te caera
Trata de ser feliz con lo que tienes
Vive la vida intensamente
Luchando lo conseguiras.

Primero, invitación a vivir. Después, desconfiar del azar y de Dios. Luego tratar de ser feliz, que es muy diferente a ser feliz con lo que se tiene. Después, vivir de nuevo, 'intensamente'. Y rematar con una lucha a lomo partido.

Y al brincar al final:

Y cuando llegue al fin tu despedida
Seguro es que feliz sonreiras
Por haber conseguido lo que amabas
Por encontrar lo que buscabas
Porque viviste hasta el final

Aquí es más peliaguda la cuestión, la despedida supone Napoleón que llegará al fin. Y si el gacho de Dios no me da chance de despedirme? Se jodió el asunto? Suponiendo que permita llegar hasta el fin despidiéndome, 'seguro es que feliz sonreirás'.

A lo mejor él sí, yo no estoy tan seguro.

'Por haber conseguido lo que amabas'. Pura mierda, si realmente se consigue 'lo que se ama' entonces la despedida será todo lo que se quiera, menos 'feliz sonrisa'. Si aquí se queda lo que amo, qué jodidos me va a dar alegría morirme.

'Por encontrar lo que buscabas'. Quizá él tiene derecho de decir esto, y habría que tener cuidado. Recuerdo que cuando niño escuchaba a la abuela y a mi madre y a las vecinas de barrio hablando sobre Napoleón, que con sus primeros sueldos le compró una casita a su mamá, creo que dizque porque planchaba y lavaba ajeno para mantener a la familia. Entonces sí, le consiguí la casita, y eso era lo que buscaba, puede decir el cantante que es feliz. Yo no.

'Porque viviste hasta el final.' Pinche frase tan jodida. Cómo estaré seguro que habré vivido hasta el final? Acaso habrá alguien que pueda decir o de quien pueda decirse que tuvo una vida perfectamente bien delineada y que murió cuando tuvo que morir, cuando se le había llegado la hora? Aunque si lo que quiso decir es 'estarás vivo hasta el último momento', o 'estarás vivo hasta que te mueras' esa ya es otra cosa, y muy distinta y bien diferente.

Como sea, recuerdo que ya cuando yo tenía siete u ocho años no aguantaba esa canción. Se me hacía de lo más ñoña, lo malo es que ese cassette de los quince grandes éxitos de Napoleón era adquisición obligatoria en todas las casas del vecindario.

Una canción malísima, que no sirve para nada, sino para ser un excelente ejemplo de lo que escribir canciones repletas de pendejadas tras pendejadas.



Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Comentarios

ReDShoeS ha dicho que…
No cabe duda, unos cuando estan encabronados despotrican, otros preferimos callarnos la puta boca.


caray.
Sender Eleven ha dicho que…
Red, Red muy bonito.
Francisco Arriaga ha dicho que…
ReD: veo que usted es de los que despotrican. Hasta dan ganas de formar un club...