Y a usté, cómo se le fué en junio?


Y no pregunto de oquis. Porque por lo que a mí respecta, junio estuvo de la puritita rechingada. Me volaron la batería del coche y me dí de parabienes porque llevarse el coche hubiera sido el acabóse, para colmo de retardos en el laburo me jodieron como 200 pesos -ni aguantan nada los méndigos- y por si fuera poco, mantener este 'puerquecito' [según afortunada acepción de J. H. Olague] no es de a grapa.

Así que, para no sentime de a tiro tan jodido y tercermundista, seguí con lo que mejor sé hacer, como quien dice, descansando y haciendo adobes:

piratiarme un chingamadral de libros.

Así que, en Scribd agregué como 200 títulos, y he seguido dale que dale con los proyectos que me mantienen en acción perpetua, y sin ganas de [como también dijo J. H. Olague] tirar el arpa de una buena vez.

Y ustedes, mis estimados, ¿qué cuentan de este méndigo mes tan infausto?

1488
Nam stat fua cuiq~ dies, breue et irreparabile tempus.

Comentarios

Jesus Olague ha dicho que…
Fácil y rápido: De la chingada...

Pero ya es viernes y mejor ni pensar en ello.