Eso va a doler

Quod scripsi, scripsi!

'Eso va a doler'


Uno de estos días voy a morirme.

No importa si es dentro de setenta años o mañana,
no importa si las estaciones cesan de una vez
o aparecen imprevistamente cuatro o cinco más.

Una cosa es cierta:
no me moriré con ganas de morirme
-al menos no todavía-
porque si llegara la muerte en este momento
me cruzaría con sus ojos exigiéndole una prórroga
para tomar las notas dispersas
y medio acomodarlas en un pentagrama,
escribir tres o cuatro frases
-sobre todo indicaciones
para lo que no hay que hacer cuando viene la muerte
y nos toca ligeramente el hombro-
y también aprovecharía y me hundiría
en un rincón cálido,
con un buen disco,
un perfume que ojalá fuera el olor de mi esposa
y el aroma tierno y dulce de mi hija.

Estoy seguro de eso:
uno de estos días voy a morirme.
Y no me causa ninguna gracia,
y no estaré feliz ni contento
y tampoco estaré satisfecho.

Uno de estos días voy a morirme.
Y eso dolerá como el carajo.



Francisco Arriaga.
México, Frontera Norte, 17 febrero 2009.

Comentarios